Login
(0)
Ver contenido del carrito.
 blog de CEPC

Blog del CEPC 

Este blog es un espacio para el diálogo y debate de la comunidad intelectual del CEPC, la cual se extiende más allá del continente europeo y abarca varias generaciones de profesores, investigadores y profesionales de diferentes disciplinas concernidas por el estudio y análisis jurídico, político y social de la realidad actual y de su evolución histórica.

Las opiniones expresadas en las entradas del blog son de exclusiva responsabilidad de quien las firma, y no son compartidas necesariamente por el CEPC.

Sobre el constitucionalismo del bien común en los tiempos del COVID: ¿es posible un constitucionalismo iliberal?

Fecha de publicación: may 11, 2020

La Constitución de los Estados Unidos de América, 1787, Artículo Uno.

 

La Constitución de los Estados Unidos de América, 1787, Artículo Uno.

Fuente US National Archives

Joaquín Sarrión Esteve

Investigador Ramón y Cajal y Profesor de Derecho Constitucional en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)

jsarrion@der.uned.es

I.

Un conocido profesor de Derecho Constitucional de Harvard, Adrian Vermeule, ha publicado recientemente un provocativo artículo titulado Beyond Originalism en la revista The Atlantic. En este trabajo retoma el interesante debate, propio del constitucionalismo norteamericano, sobre la interpretación de la Constitución; provocando, en palabras de mi querido colega Alfonso Herrera, una conmoción en la discusión de la teoría jurídica en el contexto de la actual pandemia.

La importancia sustantiva, pero también simbólica, de la Constitución de los Estados Unidos para el constitucionalismo es innegable, por ello me parece interesante llamar la atención sobre la reapertura del debate sobre la hermenéutica constitucional.

Dentro de las teorías sobre la interpretación constitucional, el originalismo constitucional (constitutional originalism) defiende que el juez debe aplicar la Constitución conforme al significado del texto en el momento en que fue aprobado o ratificado; y que precisar este significado serviría para orientar la práctica (aplicación) constitucional contemporánea, que estaría vinculada a la propia autoridad de ese significado o sentido original hasta que se produzca una eventual reforma constitucional.

Frente al originalismo, el consituticionalismo viviente (living constitutionalism) defiende dar a la Constitución un significado adaptado a los cambios y a la realidad del momento y, por tanto, propugna un mayor activismo judicial en la interpretación constitucional, que haría innecesaria una reforma constitucional para hacer de la Constitución un cuerpo normativo dinámico, es decir, vivo.

Ciertamente, interpretar una norma constitucional consiste en inferir o extraer de la misma, dentro de los posibles sentidos, su correcto o, podríamos decir, mejor significado. Pero mientras que para el originalismo ese significado correcto, que debe regir la interpretación del operador jurídico, es el sentido objetivo de la norma -incorporado en la misma- que responde al razonable significado original (lo que haría que el juez renunciara a resolver según sus preferencias y optara por aplicar la Constitución haciéndola Derecho objetivo); para el constitucionalismo vivo el significado correcto de la norma constitucional se encuentra en el presente al que ésta debe ser aplicada.

Ver más

You are not allowed to post comments.