Login
(0)
Ver contenido del carrito.
 blog de CEPC

Blog del CEPC 

Este blog es un espacio para el diálogo y debate de la comunidad intelectual del CEPC, la cual se extiende más allá del continente europeo y abarca varias generaciones de profesores, investigadores y profesionales de diferentes disciplinas concernidas por el estudio y análisis jurídico, político y social de la realidad actual y de su evolución histórica.

Las opiniones expresadas en las entradas del blog son de exclusiva responsabilidad de quien las firma, y no son compartidas necesariamente por el CEPC.

Trump como pretexto para reflexionar sobre la manipulación informativa

Fecha de publicación: ene. 13, 2021

imagen del boscoRosario Serra Cristóbal

Catedrática de Derecho Constitucional.

Universitat de València

El asalto al Capitolio en Washington por simpatizantes del Partido Republicano, presuntamente arengados por Trump, condujo entre otras cosas al bloqueo temporal de las cuentas del Presidente estadounidense en Facebook e Instagram y al cierre indefinido de su cuenta en Twitter por considerar que incitaba a la violencia; una cuenta que el 8 de enero de 2021, antes de ser clausurada, tenía 88 millones de seguidores. En todo caso, no se trata de la primera ocasión en la que sus publicaciones en redes sociales sufren algún tipo de censura. Twitter a finales de mayo de 2020 subrayó que un tuit del Presidente no era verdadero, simplemente advertía de ello, aunque no lo eliminó, al igual que lo hizo sobre otros mensajes de su cuenta, también relacionados con la Covid-19, que fueron etiquetados como “información potencialmente engañosa”. Un mes después Facebook retiraba igualmente un anuncio de campaña de Trump por contener simbología nazi.

Trump no es más que un ejemplo y un pretexto para hablar de quienes usan las redes sociales para controlar el ciclo de la información, y una oportunidad más para plantearnos la difícil cuestión de si cabe, y cómo, controlar el fenómeno de la desinformación en redes.

El poder que otorga el manejo de información para la conformación de la opinión de la ciudadanía es una realidad de la que se es consciente ya hace muchos años. Tal vez, lo que ha cambiado es la ingente cantidad de información de la que se dispone hoy y el efecto exponencial que el manejo o el control de ese volumen de información puede generar.

En este campo de la superinformación es donde determinados mensajes pueden acabar calando en la opinión pública frente a otros, cosa que puede suceder de manera fortuita o, en la mayor parte de las ocasiones, de una forma pretendida. De hecho, se habla del empleo de las emociones en las democracias actuales. Consiste en propiciar la comunicación o trasmisión de emociones que acaban predominando sobre la razón; ello conduce a la formación de una voluntad colectiva, basada en las emociones mayoritariamente aceptadas de forma colectiva y exacerbadas por quien tiene la capacidad de hacerlo (los medios, los gobiernos, movimientos políticos, líderes…)

Ver más

You are not allowed to post comments.